En el último año, el panorama educativo ha experimentado cambios generalizados en el entorno de aprendizaje, algunos temporales y otros con efectos más duraderos. Estos cambios no han hecho más que aumentar la importancia de la tecnología en el aula: la tecnología educativa es ahora esencial para mantener la continuidad pedagógica y ayudar a los centros educativos a adaptarse a los cambios inesperados de forma rápida y sencilla.

Pero el asunto no es tan simple como comprar las mejores soluciones de tecnología educativa disponibles. Cada centro es único, y es vital que las estrategias de tecnología educativa complementen las principales prioridades de la escuela. En este blog, primera de una serie de tres partes centrada en las estrategias escolares, comenzaremos explorando el papel cambiante de la tecnología en la educación…

¿Cómo acceden los alumnos y los profesores a la tecnología?

A lo largo de los años, las opiniones sobre la tecnología en las aulas han variado mucho, pero ahora, más que nunca, los centros educativos se benefician de la adopción de una estrategia «digital first».

La tecnología educativa no sólo favorece el aprendizaje independientemente del lugar en el que se encuentren los alumnos, también hay que considerar que los profesores están educando a nuevas generaciones de alumnos a los que se ha llamado «nativos digitales» y de los que se espera una cierta seguridad en el manejo de la tecnología. Sin embargo, incluso estos nativos digitales necesitan tiempo y experiencia para ganar confianza, de modo que ¿qué tecnologías estamos viendo en las aulas?

Las configuraciones tradicionales de proyectores y pizarras interactivas son cada vez más infrecuentes y han sido sustituidas por potentes pantallas planas interactivas como el ActivPanel Elements Series de Promethean. A diferencia de sus predecesores, las pantallas interactivas son capaces de actuar como el centro conectado del aula, ofreciendo una experiencia completa que mejora la productividad de los profesores, a la vez que actúa como recurso central para todo tipo de contenido educativo en el aula.

Aprovechar al máximo las soluciones de tecnología educativa, incluyendo las pantallas interactivas, es una prioridad clave para muchos centros, que desean maximizar los beneficios para los alumnos y los profesores por igual. Se debe, por tanto, garantizar un acceso equitativo a la tecnología, una preocupación que ha ido creciendo en importancia en España recientemente.

Hoy en día, muchos hogares tienen acceso a tecnologías más avanzadas que los centros educativos, aunque no siempre es así. De hecho, muchos alumnos no tienen acceso a recursos cruciales como una conexión fiable a Internet o un ordenador portátil con el que trabajar. Para garantizar ese acceso equitativo a la tecnología, es importante que los centros educativos tengan en cuenta la situación de sus alumnos antes de invertir en soluciones que requieran que los usuarios accedan a dispositivos periféricos para obtener de ellos un valor educativo.

En la segunda entrega de esta serie analizaremos cómo los centros educativos pueden utilizar las estrategias digitales para apoyar resultados estratégicos más amplios.