Los viajes al pasado y al futuro de los estudiantes de Primaria del Colegio Arquitecto Leoz, en Cádiz, han conseguido que este centro sea uno de los ganadores de la 1ª edición de los Premios Promethean Grant. La realización de un cortometraje, que muestra cómo ha evolucionado la educación en España gracias a la tecnología, les ha valido ganar un monitor interactivo ActivPanel a sus aulas.

Montse Becerra, una de las profesoras del centro, conoció la convocatoria a través de las redes sociales, así que convenció al padre de una antigua alumna y a otra docente para ponerse en marcha: “Se lo propuse a Fermín Landróguez, ya que maneja muy bien la edición de vídeo y también a mi compañera Nelda Ruiz, que aceptó encantada”.

El colegio, que cuenta con cinco líneas de Primaria en todos los niveles, excepto 2º y 6º, fomenta el trabajo cooperativo y el aprendizaje basado en proyectos, por lo que la idea de rodar ‘El viaje de Elda’ con el alumnado no supuso ningún problema. “Los estudiantes recibieron la idea de participar en la grabación del vídeo con entusiasmo y mucha ilusión. Fijamos una fecha y se lo comunicamos a las familias. Estuvimos grabando durante dos días”, afirma la docente.

El guion se basa en que una de las alumnas, Elda, se topa con un curioso reloj que le permite viajar al pasado y también al futuro, de forma que puede conocer la evolución tecnológica en la Educación en España. Así, comprueba in situ cómo era su clase hace muchos años, sin ordenadores, tabletas o móviles, mientras que dentro de unas décadas estará llena de aparatos digitales, lo que permitirá utilizar nuevos métodos de enseñanza y aprendizaje.

Esta historia le ha servido al colegio para ser uno de los ganadores de la 1ª edición de  Premios Promethean Grant y disponer de un monitor interactivo ActivPanel. Algo que le ha venido bien, ya que en la actualidad sufre algunos problemas en relación a la dotación y funcionamiento de los equipos tecnológicos: “Todas las aulas cuentan con ordenador, pizarra digital y cañón; sin embargo, muchas de las PDI están averiadas y los cañones no funcionan bien”, explica Becerra.

Superar obstáculos

Con el plan y la grabación terminada, surgió un problema: la duración. “El principal escollo fue contar la historia en 4 minutos, ya que el primer vídeo duraba 10 y tuvimos que acortar secuencias para ajustarlo al tiempo exigido”.

Becerra destaca los aspectos positivos de este proyecto y el entusiasmo de los estudiantes cuando descubrieron que eran uno de los ganadores de los premios organizados por Promethean, compañía proveedora de soluciones educativas interactivas. “Ha sido una experiencia muy bonita y divertida, y hemos aprendido muchísimo. Los alumnos se sienten muy orgullosos y contentos”.

La profesora considera que contar con un monitor interactivo ActivPanel en el centro les abre las puertas a nuevas ideas para fomentar la creatividad o ‘expandir’ el aprendizaje: “Lo colocaremos en mi clase y lo usaremos para llevar a cabo actividades de resolución de problemas en equipo o para promover el aprendizaje colaborativo”, concluye.