En los últimos años se oye cada vez más hablar de la importancia de las TIC en educación. Más allá de una buena estrategia para implementar el uso de la innovación en la enseñanza, es importante que los centros escolares sepan cómo invertir adecuadamente en herramientas educativas digitales de la información y la comunicación. Por ello, aquí os presentamos  algunos consejos para optimizar el presupuesto dedicado a las TIC.

Qué son las TIC en educación

Cuando se habla de TIC en educación, se hace referencia al uso de la tecnología para mejorar la calidad de la enseñanza. Algunos ejemplos de TIC en el aula son el uso de pantallas y pizarras interactivas, proyectores, ordenadores con acceso a Internet, libros digitales, tabletas y otros dispositivos.

Con el auge de Internet y las nuevas tecnologías, las TIC han avanzado mucho, principalmente en el desarrollo de software concebido para facilitar el aprendizaje en línea. Por ejemplo, la herramienta ActivInspire permite organizar actividades interactivas personalizables como Coincidencias, Tarjetas didácticas o juegos de Memoria. 

Principales herramientas educativas tecnológicas

Las herramientas TIC en educación sirven para favorecer el aprendizaje y el trabajo colaborativo tanto en el aula física como en línea, amenizando las clases e incrementando la participación de los estudiantes. Existen diversos tipos de TIC, según la función que cumplan:

  • Entornos de trabajo colaborativo: como el software para aprovechar las aplicaciones en la nube. Estas herramientas permiten trabajar en línea para compartir y editar documentos, almacenar archivos, crear calendarios y encuestas, etc. 
  • Herramientas para comunicarse, debatir y fomentar la interacción: chats, creación de blogs, aplicaciones para comentar imágenes y presentaciones, foros que permiten el audio o sistemas de videoconferencia.
  • Herramientas de gamificación para que los alumnos aprendan jugando. 

Por qué invertir en el uso de las TIC en la educación

En España, se empieza a tener en cuenta la importancia de las herramientas educativas digitales y por ello cada vez se destinan más fondos públicos a la innovación y las TIC. En 2021, el Estado dedicará un total de 1.981 millones de euros a la inversión en TIC, según recogen los Presupuestos Generales del Estado. 

Hasta hace poco, el problema era que el 90% del presupuesto destinado a Educación en España se utilizaba para pagar las nóminas de los docentes, las becas y las ayudas a los estudiantes, dejando a un lado la financiación en investigación y tecnología. Avances como los libros electrónicos o las pizarras interactivas permiten optimizar el aprendizaje y, a largo plazo, reducir costes y aumentar el abanico de formatos y contenidos educativos.

Por todo ello, era necesario que la educación concediese más importancia a la inversión en TIC. El uso de estas herramientas en la enseñanza presenta múltiples ventajas, tanto para los docentes como para los estudiantes:

  • Los estudiantes aprenden a buscar, obtener, procesar y compartir información. Esto es fundamental, ya que en su vida adulta estarán expuestos a una gran cantidad de información y deberán saber identificar qué es útil y qué no y gestionar grandes volúmenes de datos. 
  • Los estudiantes aprenden a reflexionar y adoptan una actitud crítica con respecto a la información a la que están expuestos. Esta habilidad resulta esencial en la era de los bulos o noticias falsas. 
  • Los estudiantes aprenden a trabajar en distintos formatos y con diversas técnicas, lo que ayuda a desarrollar sus capacidades cognitivas y creativas.
  • Los docentes ahorran tiempo gracias al uso de las herramientas educativas digitales. Dedicar menos tiempo a la gestión de documentos y la preparación les permite centrarse más en lo que realmente importa: los estudiantes. 
  • Los docentes tienen más flexibilidad en cuanto a la manera de impartir el temario, creando un sinfín de posibilidades y dinamizando el aprendizaje. Al no tener que ceñirse y limitarse al libro de texto, la enseñanza es más dinámica y personalizable, profundizando en las cuestiones que realmente resultan interesantes para los alumnos.

Consejos para invertir tu presupuesto TIC de manera inteligente

Conviene tener presentes ciertos criterios a la hora de destinar parte del presupuesto del centro educativo a adquirir nuevas herramientas digitales y TIC. Algunos consejos para invertir de la mejor manera son:

1. Evalúa las TIC de las que ya dispone tu centro educativo

Sin duda alguna, en tu centro educativo ya se están usando algunas TIC. Antes de destinar fondos e invertir en nuevas herramientas TIC para profesores, es recomendable realizar una exhaustiva evaluación de las herramientas que se están utilizando, para identificar qué funciona, qué se puede mejorar y qué necesidades hay que cubrir con las nuevas TIC. En ocasiones, basta con actualizar o reparar las herramientas existentes e incluso se pueden encontrar nuevos usos para la tecnología ya existente.

Por otra parte, en la actualidad, en el ámbito de educación y TIC, hay que resolver los posibles problemas de seguridad. Con el avance de la tecnología, cada vez resulta más difícil garantizar la seguridad de los datos. Al tratar con menores, los centros educativos tienen que hacer un esfuerzo adicional para proteger su información y su vida privada.

2. Invierte en formación en el uso de herramientas educativas digitales para profesores

Para que los docentes puedan aprovechar al máximo las posibilidades que les ofrecen las TIC, el centro educativo debe proporcionarles la formación adecuada. Se recomienda organizar pequeños cursos antes o durante el curso escolar, para que se sientan acompañados en el uso de la tecnología. También es buena idea disponer de un equipo de una o dos personas que puedan ir resolviendo las dudas y problemas técnicos según vayan surgiendo. Es importante que las TIC sean un aliado, un apoyo para la enseñanza y el aprendizaje, y no un obstáculo. 

Formación de herramientas TIC para profesores

Además, los docentes deben dedicar algunas horas a formar a sus estudiantes en el uso de las nuevas tecnologías. Desarrollar estas capacidades les resultará útil en su vida privada, en sus estudios superiores y a lo largo de toda su trayectoria académica. 

3. Considera las necesidades a largo plazo de las TIC en educación

Es aconsejable que las TIC que adquiere el centro educativo resulten útiles a largo plazo, priorizando las herramientas escalables. Este tipo de herramientas presentan la ventaja de que se pueden actualizar de manera sencilla y cómoda, prolongando así su vida útil.

En este sentido, se debe valorar la conveniencia de invertir en hardware o en software, según las necesidades de cada centro, teniendo en cuenta que el software se puede sustituir fácilmente con nuevas versiones de la herramienta.

Otro elemento que se debe tener en cuenta es si el fabricante o distribuidor de una herramienta ofrece con la compra cursos para aprender a usarla. Esta práctica, cada vez más extendida, puede ser un criterio importante, ya que, como mencionamos anteriormente, no solo es importante disponer de TIC, sino que también hay que saber utilizarlas para aprovechar todo su potencial.

4. Invierte en la nube

Las herramientas en la llamada «nube» son todas aquellas que se ejecutan en servidores de Internet, por lo que no hace falta un equipo específico ni tener un programa instalado. Son accesibles desde cualquier ordenador o dispositivo con acceso a Internet. 

Esto presenta múltiples ventajas: son herramientas más económicas, disponen de una gran capacidad de almacenamiento y no hace falta un equipamiento especial. Actualmente, casi todos los centros educativos utilizan las herramientas de Google, accesibles a través de dispositivos como la Chromebox de Promethean.

Desde Promethean, nos esforzamos para que los docentes dispongan de las herramientas educativas digitales necesarias para que el aprendizaje sea todo un éxito. Si quieres saber cómo pueden ayudarte nuestros productos en el aula, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y solicitar una demostración gratuita.

Artículos relacionados: