¿Cómo se utiliza una pizarra interactiva?

Published: enero 1st, 1970


Por Morgan Crutchfield, asesora educativa de Promethean

Durante la década de 1990, los educadores y gurús educativos sabían que a medida que se acercaba el siglo XXI, la tecnología iba a ser más accesible para nuestros estudiantes en sus actividades cotidianas. Cuando entramos en el siglo XXI, la generación conocida como «los millennials» sustituyó a la generación anterior. El alumno del nuevo siglo XXI utilizó la tecnología a un ritmo sin precedentes. Los teóricos de la educación sabían que teníamos ante nosotros una tarea formidable, y era mantener a nuestros nuevos estudiantes involucrados en el aula con una tecnología similar a la que usaban en su tiempo libre, o de lo contrario se aburrirían y desconectarían cada vez más del aprendizaje. El alumno del siglo XXI no solo trajo una nueva cultura de estudiantes, sino que también trajo una nueva cultura de aprendizaje. En la carrera por satisfacer las necesidades de estos estudiantes, se desarrolló tecnología educativa innovadora para ayudar a que los profesores facilitaran la enseñanza y el aprendizaje en el aula. Las pizarras tradicionales de tiza y las pizarras de borrado en seco fueron sustituidas por pizarras interactivas.

La introducción de la pizarra interactiva

Con la introducción de la pizarra interactiva, la enseñanza del siglo XXI finalmente comenzó a adaptarse al aprendizaje del siglo XXI. Las pizarras interactivas (o pantallas interactivas como se las conoce) son una tecnología del aula donde estudiantes y profesores pueden interactuar con herramientas de la Web 2.0 como aplicaciones, sitios web y plataformas creativas. Esta nueva tecnología para el aula se puede usar mediante un retroproyector conectado a un portátil o un ordenador o a través de tecnología aún más innovadora y de vanguardia: un panel interactivo. Una pizarra interactiva cuenta con muchas funcionalidades. En los años anteriores, la pizarra interactiva solo se podía activar mediante un retroproyector y un ordenador conectado. En este modelo, los usuarios podían duplicar el contenido de sus pantallas conectadas en la pizarra interactiva. A medida que la tecnología de pizarra avanzaba, los usuarios podían usar sus dedos y lápices interactivos en la pizarra para controlar el PC conectado. Se utilizaban los dedos y lápices para hacer anotaciones, escribir, dibujar, abrir documentos y realizar búsquedas en Internet. Así que imagine lo que era pasar de usar una pizarra de tiza o de borrado en seco a tener el ordenador del profesor delante de la clase con opciones para descubrir, crear, compartir y colaborar.
Pantallas interactivas para la educación: la evolución de las pizarras interactivas

Hay empresas, como Promethean, que han llevado aún más lejos la experiencia de la pizarra interactiva para mantenerse al día respecto a los avances en la tecnología moderna. Han introducido una pantalla interactiva. Lo más nuevo y lo último de Promethean en pantallas interactivas para las escuelas no requiere un retroproyector ni un ordenador conectado. También incorpora una aplicación de pizarra interactiva, junto con otras muchas aplicaciones, consustanciales a la pantalla. Al igual que su predecesora, la pizarra interactiva, los usuarios pueden hacer con ella lo siguiente:

Optimizar la enseñanza y el aprendizaje a través de la colaboración

Acceder a aplicaciones y a Internet

Motivar a los estudiantes para que demuestren su aprendizaje

Explorar artefactos relacionados con las lecciones

Proporcionar a los usuarios un lienzo para crear mapas conceptuales

Proporcionar a los profesores una tecnología para el aula que les permita no estar confinados a una mesa y aprovechar la proximidad


Cuando era profesor de aula, utilizaba la pizarra interactiva a diario, y su facilidad de uso es lo que motivaba a mis alumnos a utilizarla también. Mis compañeros podían planificar las lecciones de manera más eficaz que nunca porque ahora podían incorporar sitios web, artículos y libros de texto en línea e incluso acceder a software, como el software para impartir clases ActivInspire (rotafolios interactivos). Los profesores podían evaluar el aprendizaje de los alumnos mediante sondeos rápidos a los que se accedía en los dispositivos móviles de los estudiantes y hacer que todo el grupo viera las respuestas a los sondeos o evaluaciones breves en la pizarra interactiva. Los estudiantes estaban entusiasmados de poder usar aplicaciones educativas y jugar como hacían en casa. Finalmente, creímos que nos estábamos acercando a un aula del siglo XXI.

Como asesor educativo, he tenido el placer de visitar escuelas por todo Estados Unidos. Las escuelas tenían algo en común: todas las aulas tenían una pizarra interactiva o una pantalla interactiva. La mayoría de las escuelas estaban comenzando a retirar gradualmente sus pizarras interactivas y optaban por sustituirlas con pantallas interactivas «sin cables» (como la pantalla interactiva ActivPanel de Promethean). Cualquiera que sea la elección, ya sean pizarras interactivas o pantallas interactivas, todos los profesores coinciden en que ahora los estudiantes pueden facilitar su propio aprendizaje utilizando estas tecnologías.
Más información:


Pantallas interactivas de Promethean para la educación

Pantalla interactiva ActivPanel Titanium de Promethean para la educación

Pantalla interactiva ActivPanel Nickel de Promethean para la educación

Software para impartir clases ActivInspire de Promethean