El Colegio de Educación Especial San Juan de Dios, en Valladolid, ha sido uno de los diez centros ganadores de un monitor interactivo ActivPanel, gracias a los Premios Promethean Grant. ¿Su leitmotiv? Por una educación de calidad para todos.

Cuando tres profesores del Colegio de Educación Especial San Juan de Dios, en Valladolid, vieron la noticia de que la firma Promethean convocaba los Premios Promethean Grant por primera vez en España y que podían ganar un monitor interactivo ActivPanel —junto a otros nueve centros— no dudaron ni un momento: ¡se presentarían! “Queríamos dar visibilidad al buen trabajo que se realiza en este tipo de centros, donde tratamos de manera personalizada y especializada a cada uno de los alumnos, partiendo de sus capacidades y no desde su discapacidad para garantizarles los apoyos que necesita”, afirma Lourdes Casas, una de las docentes.

Para esta profesora de educación especial es fundamental tener presencia en este tipo de concurso para hace ver al jurado qué trabajo llevan a cabo, pero “si lo ganamos, como ha ocurrido, lo hace visible no sólo a un pequeño grupo, sino a la sociedad”, matiza.

Dicho y hecho, se lo comunicaron al alumnado e hicieron una lluvia de ideas para pensar qué historia grabarían en vídeo. “Como ellos no piensan en límites desde el punto de vista de la edición y la postproducción, y sueñan en voz alta, surgió grabar un viaje en el tiempo en relación con la educación”, puntualiza Casas.

Los profesores estructuraron las ideas y comenzaron a trabajar en el guion y grabación de la historia: un alumno está en una ‘escuela de toda la vida’, con pupitres de madera y pizarras de tiza, lo que provoca que tosa y comente: “Pero, ¿cómo voy a hacer las tareas si no me entero de nada y, encima, uff, me estoy poniendo perdido. Me gustaría ir al futuro para ver si es tan difícil aprender”. Y ahí se obra el milagro, aparece el ‘hombre Promethean’ que le lleva al futuro para que vea lo fácil que es aprender, cómo un monitor interactivo les permite conectarse con Internet, “una fuente de información infinita y además es más ecológico porque no se gasta tanto papel”, comenta el estudiante. Y la historia termina con una petición de todos los ‘actores’: “Por una educación de calidad para todos”.

LOS OBSTÁCULOS SON RETOS.

Este centro, que atiende a alumnado con discapacidad intelectual de entre 12 y 21 años, proporciona una educación especializada a través de dos programas: EBO (Educación Básica Obligatoria) y TVA (Transición a la Vida Adulta). Grabar el vídeo les permitió convertir los obstáculos en retos, como “grabar con siete personas diferentes, ir cambiando o adaptando el guion según surgía algún imprevisto o trabajar con la técnica del croma, pero convertir los obstáculos en retos es el día a día de nuestro trabajo”, afirma Casas.

El objetivo del colegio es instalar el monitor interactivo ActivPanel en un aula para que se convierta en el ‘gran libro’ del alumnado: “Queremos que sea el centro de aprendizaje para que todos los estudiantes puedan interaccionar, experimentar, buscar contenido, jugar, dibujar… En definitiva, aprender de forma cooperativa y adaptada a sus necesidades”, comenta.

Casas también destaca los grandes beneficios que el monitor aporta a la escuela, como la posibilidad de desarrollar actividades creativas e innovadoras que se convertirán en experiencias de aprendizaje positivas para el alumnado, al mismo tiempo que mantendrá su motivación por aprender y mejorar cada día.